El aro tradicional canario que seguramente se encuentra en cualquier joyero de una casa canaria. Al igual que una joven rebelde, una madre clásica o una abuela orgullosa, todas visten este aro a menudo hecho de plata y, a veces, de oro fino. Este diseño se parece a los modelos utilizados por las mujeres sumerias del 2500 a.C., y pertenece a la forma más antigua de pendientes conocida en la historia. Se cree que los colonos lo introdujeron en las islas hace 500 años.

Nuestros aros están cuidadosamente hechos a mano con la forma de una luna creciente e hilos entrelazados. Elaborados en plata de ley.

ancho: 3.8 cm

grosor: 0.09 cm

caída total: 5 cm