Donde hay océanos, lagos y ríos, suele haber madera a la deriva llamada “jallo”. Al vivir en una isla, los jallos son fáciles de encontrar. El descubrimiento de este recurso natural se ha convertido en una excelente oportunidad para combinar la creatividad y el placer de los largos paseos por la playa para crear diseños de colgantes.

Cada jallo es único, creado por la naturaleza y moldeado por los elementos, y así es cada pieza de joyería.

Este colgante tiene un poderoso mensaje. Tiene doble cara para que se pueda llevar tanto mostrando el FREE SOUL como el famaraspirit para que puedas elegir lo que quieres mostrar hoy.

Ps .: Cada jallo arrojado por el mar tiene una forma única, por lo que el tamaño y el peso varían.

Dimensiones:

largo: 2.8 cm

ancho: 4.5 cm

fondo: 0.6 cm